lunes, 30 de enero de 2012

¡CUANTAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA!



Me gustaría pensar que las faltas de ortografía son un tema únicamente de niños, sin embargo, la realidad es que puedes dar un paseo por internet en diferentes blogs y encontrarás faltas de ortografía en cada frase. ¿Por qué los niños cometen errores al escribir? En primer lugar, por falta de atención. Es decir, escriben sin fijarse al cien por cien en la corrección de su mensaje.
Esta es una de las razones por las que siempre se debe de repasar una redacción, un examen, un trabajo de clase, una carta… En otros casos, en caso de que el niño no hable de forma adecuada, entonces, estos errores también se reflejan en la escritura. Así sucede por ejemplo, en caso de que el niño diga “almario” en vez de “armario”.¿Cómo se corrigen las faltas de ortografía? Cuando el niño tiene un fallo y lo corrige debe apuntar también la norma que explica dicha corrección. De este modo, se interioriza dicha norma en base a las leyes de la gramática. Pero en general, los expertos consideran que las faltas de ortografía en los niños son habituales porque ahora mismo cada vez es menos frecuente la escritura tradicional en medio de internet, o el teléfono móvil. Los padres juegan un papel determinante a la hora de ayudar a su hijo a evitar estas faltas. Por ejemplo, poniendo como ejercicio en casa un dictado al niño. No hace falta que sea cada día, pero sí resulta positivo que dicho dictado se realice con frecuencia.
Además, hoy día, también existen juegos educativos de ordenador que son muy amenos e instructivos a la hora de enseñar a los niños. Otra actividad divertida es la de jugar a deletrear las palabras. Por supuesto, el niño también debe de leer mucho. Para ello, nada como ayudarle a encontrar títulos que sean adecuados para su edad. Existen otras actividades como hacer sopas de letras o crucigramas. También es posible jugar a las palabras encadenadas. Por ejemplo, papá dice una palabra y entonces, el niño tiene que crear una nueva palabra con la última letra de aquel término que utilizó papá.


domingo, 29 de enero de 2012

LOS MUPPETS EN CINE EL 3 DE FEBRERO.

La Señorita Peggy hace gala de su naturaleza de diva y su personalidad arrolladora en una actuación creada a su medida. En estos momentos Peggy es una importante editora para Vogue París, comparte su don sublime para la moda con lectores de todo el mundo... Al menos hasta que aparece Gustavo.
La rana llega con una misión para volver a juntar a todos los Muppets y salvar los estudios de los Muppets del malvado Tex Richman. Pero la Señorita Peggy sabe leer entre líneas: reconoce una proposición amorosa a kilómetros de distancia.
¡Vuelven Los Muppets! Walter, el fan número uno de los Muppets y sus amigos Gary (Jason Segel) y Mary (Amy Adams) de Smalltown, EE.UU., descubren que hay en marcha un perverso plan para arrasar el teatro de los Muppets. Debajo del viejo solar acaban de descubrir un yacimiento de petróleo. El magnate del petróleo Tex Richman (Chris Cooper) está decidido a excavar y los Muppets tendrán que recaudar diez millones de dólares para salvar el teatro. Walter, acompañado de Gary y Mary, decide ayudar a la rana Gustavo a reunir a los Muppets, ahora repartidos por todo el mundo.
Gustavo empezó como cualquier otra rana, sobre un tronco en un pantano. Pero esta rana tenía un sueño: hacer feliz a la gente cantando, bailando, tocando el banjo o lo que hiciera falta. Es un artista de los pies a la cabeza y tiene un corazón de oro. Podemos decir que Gustavo es el líder de los Muppets y muchas veces la voz de la sensatez.

viernes, 27 de enero de 2012

100.000 VISITAS


¡100.000 GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS PASADO POR AQUÍ, CON VUESTRAS VISITAS SE HA CONSEGUIDO ESTA CIFRA!

jueves, 26 de enero de 2012

¿Y POR QUÉ SE PONE ROJO EL ATARDECER?



El cielo tiene color azul durante al día debido a que el aire dispersa los rayos azules de la luz solar. Al atardecer, el Sol desciende y su luz viaja a través de más cantidad de aire que durante el día, lo que dispersa todos los colores de la luz, excepto el rojo. Únicamente los rayos rojos llegan directamente al ojo, razón por la cual el cielo parece de este color.

fuente: "El porqué de las cosas" -Servilibro

miércoles, 25 de enero de 2012

LAS MANOS

¿Sabías que la mano de los humanos es una de las herramientas más útiles que existe entre los seres vivos?

Observa tus manos y verás cuantos movimientos diferentes puedes realizar con las tuyas.

lunes, 23 de enero de 2012

Significado de las piedras DIAMANTE

Piedra preciosa transparente, formada por carbón purísimo. Es el mineral más duro de todos. Refleja todos los colores, no es dañado por los ácidos. Se encuentra en Sudáfrica, Congo, Botswana, Rusia, Venezuela.

Los diamantes pequeños e impuros se usan en la industria. Según la leyenda es la "piedra de la pureza".

sábado, 21 de enero de 2012

FANTASMON, EL REY DE LOS FANTASMAS.


"En el reino de los fantasmas, no había nadie mejor que su rey, el rey Fantasmón.
Todos los fantasmas del reino creían en él como si no hubiera nada más en el mundo. Para todos, era el fantasma más sabio, guapo y bueno.
Todos los días, el rey Fantasmón era ayudado a hacer sus tareas por fantasmas voluntarios, que se iban turnando día tras día.
Todos formaban parte de su corte real, y cuando no le ayudaban unos, lo hacían otros, para que Fantasmón nunca tuviera que hacer nada sólo.

Un día, todos los fantasmas decidieron, que Fantasmón les enseñara cómo hacía él para asustar a sus víctimas por las noches.
Fantasmón no sabia hacer nada si no le ayudaban, así que para no defraudar al resto, dijo que no podía enseñarles porque estaba muy cansado.
Otro día, le pidieron que les enseñara a vestirse con esas sabanas y esas cadenas que le quedaban tan bien… pero tampoco hubiera sabido explicarles, porque no tenía ni idea de cómo vestirse bien. Así que les dijo: “No voy a enseñaros a vestiros porque no quiero que nadie vista tan bien como yo“. Dicho esto, todos los fantasmas del reino fantasmal aplaudieron y gritaron: “Viva nuestro rey!! Qué sabio y listo es!!”
Otro día, le dijeron a su rey que les enseñara cómo hacer para llegar a ser tan sabios como él… Como era de esperar, Fantasmón no supo que decirles, y se quedó pensativo durante un rato. Fantasmón estaba empezando a pensar, que por mucho que dijera a todos los fantasmas del reino, finalmente se darían cuenta de que su rey es un torpe, que no sabe hacer nada solo.
Por lo que, a partir de entonces dejó de mentir a todos los fantasmas, y empezó por decir la primera verdad, les dijo: “Todos creéis que soy sabio por ser quien soy, pero no sé ni asustar, ni vestirme, y lo único que sé, es que para llegar a ser un gran fantasma no tienen que ayudarte para cada cosa que hagas… A partir de hoy queda prohibido ayudar al rey, de esta forma yo iré aprendiendo cosas nuevas y, con el tiempo, tendréis el rey que os merecéis“.
FIN
Moraleja: Hay que saber hacer cosas solos, ya que si siempre nos ayudan, acabaremos siendo más torpes cada día.
Cuentos infantiles escritos por: www.cuentosinfantilescortos.net

jueves, 19 de enero de 2012

¿DESPUES DE MUERTO DA MUCHAS VUELTAS?

¿Cual es el animal que después de muerto da muchas vueltas?Asando los Pollos
El pollo asado.

lunes, 16 de enero de 2012

Significado de las piedras "EL RUBÍ"

Piedra preciosa de color rojo vivo, transparente abundante en Tailandia, Myanmar, Sri Lanka, Camboya, Tanzania.




Según la leyenda, es la "piedra de la vitalidad"




fuente imagen

domingo, 15 de enero de 2012

LA FALTA DE TIEMPO

¿La falta de tiempo y el ritmo apresurado de las familias provoca que los padres sean más tolerantes y permisivos?Sí. Los padres se sienten culpables de que el niño pase poco tiempo con ellos y se vuelven más permisivos con actuaciones como "para que voy a enseñarle yo si ya lo hacen en el colegio" o "no voy a dejar que se frustre, ya lo hará cuando sea mayor". Cuando son pequeños es muy fácil satisfacer sus deseos con una chuchería o un cromo, pero luego cuando crecen hay que aprender a decirle que no a cosas más importantes y la situación se puede complicar mucho por no haber sabido actuar antes.

viernes, 13 de enero de 2012

TECNICAS PARA ESTUDIAR MEJOR

dSin duda, ahora que ha empezado el mes de enero los niños tienen por delante un reto difícil y complicado. El de mejorar sus notas en el segundo trimestre académico que es el más largo del año. ¿Cómo lograr estudiar un poco mejor aplicando las técnicas de estudio?
En primer lugar, conviene precisar que es importante que los niños estén atentos en clase ya que atendiendo es, precisamente, cuando se empieza a aprender. Gran parte del desconocimiento que se arrastra en algunas asignaturas se basa en no preguntar y no resolver las dudas a tiempo.Los niños pequeños cogen muy pocos apuntes, sin embargo, pueden empezar a apuntar alguna idea que les parezca interesante en su cuaderno. Todo aquello que se apunta por iniciativa propia se memoriza con mayor facilidad porque el contenido tiene un significado especial. Además, en clase, es mejor estar sentado cerca de la pizarra. Especialmente, en caso de que se tenga problemas de visión. Por otro lado, también puede suceder que en caso de que dos alumnos que se llevan muy bien, se sienten juntos, entonces, corren la tentación de hablar y no atender. En ese caso, el tutor ya sea por iniciativa propia, o por motivación de los padres que pueden sugerir un cambio.
Además, los deberes se deben llevar al día, por tanto, hay que ser organizado. Una opción posible es la de tener una agenda con un calendario de tareas extraescolares. El entorno en el que se estudia también es más importante de lo que parece a simple vista, por ello, es mejor que el niño pueda estudiar en una mesa amplia que esté colocada cerca de la ventana y tenga luz natural. Además, durante el tiempo de estudio es mejor quitarle al niño el teléfono móvil en caso de que lo tenga para evitar cualquier posible distracción.
Pedir ayuda puede ser fundamental en aquella asignatura que resulta más difícil. Los padres pueden echar una mano al niño pero en caso de que no quieran ejercer de profesores particulares, pueden contratar un tutor por horas en alguna academia. Con el recuerdo de la Navidad atrás, es momento de estudiar para aprobar los exámenes.
fuente
fuente imagen

miércoles, 11 de enero de 2012

EL ELEFANTE

El elefante delante

de su manada camina.

Cuatra patas siseantes

y la trompa, entretenida.


Las orejas se le mueve

y por su paso mecidas,

le abanican, con su ritmo

ladeado, la barbilla.


Los colmillos, con sus curvas,

cortan el aire y la brisa,

y, con su testuz de cuarzo,

abre en la selva autopistas.


Buscas las charcas con agua

y, si no las ve, imagina

que se zambulle en un lago

que le sirve de piscina.


Todos los días se quita

el dusor de las costillas,

el povo de rabo y patas

y el barro de las mejillas.


Come hojas de los árboles,

tiene memoria erudita,

sabe contar hasta ocho

y multiplica deprisa.

Jaime Siles.


sábado, 7 de enero de 2012

EL TRUCO DE LA TORTILLA.

El primer sentido que sirve para que los niños empiecen a comer con ganas y si poner ningín tipo de trabas, es con la vista. Si un plato tiene muy buena presencia ,mejor que mejor. Así que te doy un truco para hacer una tortilla francesa más esponjosa y apetitosa, se le tiene que añadir un chorrito de leche al batir los huevos. Quedará mucho más sabrosa.
fuente imagen

jueves, 5 de enero de 2012

Queridos Reyes Magos- Chiste

Un niño muy pobre, muy pobre escribe su carta a los Reyes Magos.
"Queridos Reyes Magos:

he sido muy bueno y el año que viene, lo seré aún más pero por favor, traedme 30 euros para comprarme unos zapatos. Los míos son muy viejos, con un agujero muy grande, y tengo los pies helados".
El niño echa su carta al buzón. Por casualidad, el sobre se despega y los carteros la leen.

Conmovidos, los carteros hacen una colecta y le mandan al niño 10 euros. Al cabo de unos días, los carteros reciben otra carta para los Reyes Magos. "¡Queridos Reyes Magos, muchas gracias por el dinero. Pero la próxima vez no lo mandéis por correo, porque algún cartero se ha quedado con los 20 euros que me faltan".
fuente
fuente imagen

miércoles, 4 de enero de 2012

LOS BEBÉS SE ESTIMULAN CON LA MÚSICA

Al ser el primer sentido que se desarrolla, el oído es también el primero que se puede utilizar para estimular al bebé, ya desde el útero materno. Numerosos especialistas, entre ellos Don Campbell, autor de 'El efecto Mozart', han verificado que los bebés a quienes se ponía determinada música mientras estaban en el vientre materno eran capaces de reconocerlas después de nacer e, incluso, sonreír al recordarlas. Estos expertos coinciden en que la música que el recién nacido escuchó antes de nacer tiene un efecto de tranquilidad en los bebés y les ayuda a dormir mejor y llorar menos.
Estos son algunos de los beneficios más destacados que reporta la música a los bebés:
Reduce los niveles de estrés, al tener un efecto de relajación en los más pequeños.
Mientras realiza actividades, la cadencia rítmica le ayuda a mejorar la concentración y a desplegar su creatividad.
La interacción con el adulto por medio de la música ayuda a desarrollar lazos de comunicación más estrechos con los bebés.
El ritmo permite asociar música y movimiento y, por tanto, favorece el desarrollo psicomotor del bebé, le proporciona mayor sentido del equilibro y un movimiento más armonioso cuando comienza a andar.
La música estimula el desarrollo lingüístico, puesto que propicia conexiones neuronales activas en el campo del lenguaje.
Los niños prematuros expuestos a melodías musicales mejoran sus hábitos de alimentación y avanzan en aspectos fisiológicos, como el ritmo cardiaco y respiratorio.
Si quieres saber más, pincha aquí
fuente imagen

martes, 3 de enero de 2012

LA NIÑA DE LOS FÓSFOROS


La niña de los fósforos[Cuento infantil. Texto completo]
Hans Christian Andersen
¡Qué frío hacía!; nevaba y comenzaba a oscurecer; era la última noche del año, la noche de San Silvestre. Bajo aquel frío y en aquella oscuridad, pasaba por la calle una pobre niña, descalza y con la cabeza descubierta. Verdad es que al salir de su casa llevaba zapatillas, pero, ¡de qué le sirvieron! Eran unas zapatillas que su madre había llevado últimamente, y a la pequeña le venían tan grandes, que las perdió al cruzar corriendo la calle para librarse de dos coches que venían a toda velocidad. Una de las zapatillas no hubo medio de encontrarla, y la otra se la había puesto un mozalbete, que dijo que la haría servir de cuna el día que tuviese hijos.
Y así la pobrecilla andaba descalza con los desnudos piececitos completamente amoratados por el frío. En un viejo delantal llevaba un puñado de fósforos, y un paquete en una mano. En todo el santo día nadie le había comprado nada, ni le había dado un mísero chelín; volvíase a su casa hambrienta y medio helada, ¡y parecía tan abatida, la pobrecilla! Los copos de nieve caían sobre su largo cabello rubio, cuyos hermosos rizos le cubrían el cuello; pero no estaba ella para presumir.
En un ángulo que formaban dos casas -una más saliente que la otra-, se sentó en el suelo y se acurrucó hecha un ovillo. Encogía los piececitos todo lo posible, pero el frío la iba invadiendo, y, por otra parte, no se atrevía a volver a casa, pues no había vendido ni un fósforo, ni recogido un triste céntimo. Su padre le pegaría, además de que en casa hacía frío también; sólo los cobijaba el tejado, y el viento entraba por todas partes, pese a la paja y los trapos con que habían procurado tapar las rendijas. Tenía las manitas casi ateridas de frío. ¡Ay, un fósforo la aliviaría seguramente! ¡Si se atreviese a sacar uno solo del manojo, frotarlo contra la pared y calentarse los dedos! Y sacó uno: «¡ritch!». ¡Cómo chispeó y cómo quemaba! Dio una llama clara, cálida, como una lucecita, cuando la resguardó con la mano; una luz maravillosa. Le pareció a la pequeñuela que estaba sentada junto a una gran estufa de hierro, con pies y campana de latón; el fuego ardía magníficamente en su interior, ¡y calentaba tan bien! La niña alargó los pies para calentárselos a su vez, pero se extinguió la llama, se esfumó la estufa, y ella se quedó sentada, con el resto de la consumida cerilla en la mano.
Encendió otra, que, al arder y proyectar su luz sobre la pared, volvió a ésta transparente como si fuese de gasa, y la niña pudo ver el interior de una habitación donde estaba la mesa puesta, cubierta con un blanquísimo mantel y fina porcelana. Un pato asado humeaba deliciosamente, relleno de ciruelas y manzanas. Y lo mejor del caso fue que el pato saltó fuera de la fuente y, anadeando por el suelo con un tenedor y un cuchillo a la espalda, se dirigió hacia la pobre muchachita. Pero en aquel momento se apagó el fósforo, dejando visible tan sólo la gruesa y fría pared.
Encendió la niña una tercera cerilla, y se encontró sentada debajo de un hermosísimo árbol de Navidad. Era aún más alto y más bonito que el que viera la última Nochebuena, a través de la puerta de cristales, en casa del rico comerciante. Millares de velitas, ardían en las ramas verdes, y de éstas colgaban pintadas estampas, semejantes a las que adornaban los escaparates. La pequeña levantó los dos bracitos... y entonces se apagó el fósforo. Todas las lucecitas se remontaron a lo alto, y ella se dio cuenta de que eran las rutilantes estrellas del cielo; una de ellas se desprendió y trazó en el firmamento una larga estela de fuego.
«Alguien se está muriendo» -pensó la niña, pues su abuela, la única persona que la había querido, pero que estaba muerta ya, le había dicho-: Cuando una estrella cae, un alma se eleva hacia Dios.
Frotó una nueva cerilla contra la pared; se iluminó el espacio inmediato, y apareció la anciana abuelita, radiante, dulce y cariñosa.
-¡Abuelita! -exclamó la pequeña-. ¡Llévame, contigo! Sé que te irás también cuando se apague el fósforo, del mismo modo que se fueron la estufa, el asado y el árbol de Navidad. Se apresuró a encender los fósforos que le quedaban, afanosa de no perder a su abuela; y los fósforos brillaron con luz más clara que la del pleno día. Nunca la abuelita había sido tan alta y tan hermosa; tomó a la niña en el brazo y, envueltas las dos en un gran resplandor, henchidas de gozo, emprendieron el vuelo hacia las alturas, sin que la pequeña sintiera ya frío, hambre ni miedo. Estaban en la mansión de Dios Nuestro Señor.
Pero en el ángulo de la casa, la fría madrugada descubrió a la chiquilla, rojas las mejillas, y la boca sonriente... Muerta, muerta de frío en la última noche del Año Viejo. La primera mañana del Nuevo Año iluminó el pequeño cadáver, sentado, con sus fósforos, un paquetito de los cuales aparecía consumido casi del todo. «¡Quiso calentarse!», dijo la gente. Pero nadie supo las maravillas que había visto, ni el esplendor con que, en compañía de su anciana abuelita, había subido a la gloria del Año Nuevo.
fuente

fuente imagen